Trabajamos desde hace más de seis generaciones en el cultivo de la vid y en la elaboración de vino en la zona de San Vicente de la Sonsierra y Ábalos, en Rioja Alta. Ésta experiencia nos ha enseñado a tener un profundo respeto por la naturaleza, lo que hace que desde hace mucho tiempo, trabajemos de forma ecológica, supervisando la viña constantemente para evitar tratamientos innecesarios. Por esto, trabajamos únicamente con uvas de nuestros propios viñedos, lo que hace que nuestra producción sea muy limitada.

Entendemos el vino como el resultado de un entorno que tiene que expresar el terroir de donde procede. Las variedades autóctonas, con las que trabajamos, son variedades muy plásticas y delicadas. Si se las deja expresarse libremente evitando la manipulación, el resultado nson vinos frescos y afrutados con matices diversos que dependen de la altitud de los viñedos, la orientación, el suelo, la climatología y la vegetación diversa que los rodea.